domingo, 12 de julio de 2015

LA BANDERA DEL PERÚ, ¿UNA OBLIGACIÓN?: El despropósito de cada año.

 Forzando a embanderar las calles de Lima, con casi S/. 200.00 de multa:
Un hecho que debería ser, más bien, cociente y voluntario.
(Fuente de imagen: Peru21.pe, Fecha: Domingo, 12 de julio de 2015)

MULTA DE ALGO MÁS DE $ 57 DÓLARES, por no colocar la bandera nacional.

Verguenza que en nuestro país (y lo extendemos para todos los países donde se apliquen estas inadecuadas normas), que aún se realicen estas inoportunas acciones y se diga que es para "concientizar" el aprecio a nuestra patria (como nuevamente, ha sido normado por la Municipalidad de Lima Metopolitana).

Dilucidaremos, el por qué consideramos a esta acción como inadecuada, por las inquietudes que surgen casi de inmediato:
  • ¿Obligar es lo mismo que concientizar?,
  • ¿Se puede concientizar, aplicando multas o presiones a una persona o institución?. O es que simplemente, se lograría que coloquen su bandera, pero sólo para evitar una multa impuesta.
  • ¿Es la única manera de considerar la identificación con nuestra patria, a través de la colocación de una bandera?

Pubicación, donde practicamente se obliga a pagar una multa de S/. 182.50, si no se coloca
la bandera en un predio público o privado, en estas fiestas patrias del Perú.
(Fuente de imagen: Diario El Men, fecha: 15 de julio de 2015)

 Y es que cuando las vías de la concientización y buena argumentación, no se logran; casi siempre, se recurre a la obligación, a la presión o a las multas. Pero a esto, no es a lo que nos referimos; pues, puede mencionarse que se realiza esta acción "como un modo en que las personas hagan lo que tienen que hacer, como peruanos"... Por el contrario, a lo que hacemos referencia. es que esta última actitud de imposición, se haga en nombre de la CONCIENTIZACIÓN. Por lo tanto, creemos que se deben mencionar las cosas por su nombre, y que todos los que piensan así, deberían decir de forma sincera: "Te obligamos a que coloques tu bandera, sin cuestionamiento alguno; ya que sino, te ocurrirá lo siguiente...".


ES POSIBLE LA EXISTENCIA DE OTRAS FORMAS DE PENSAR:

A continuación, mostramos algunas posibles objeciones, que creemos deben ser consideradas para evitar estas inadecuadas normas:

  • ¿Qué ocurre si alguien no cree en las nacionalidades y es un ciudadano del mundo?. ¿Debemos obligarlo a que sólo piense en el Perú, atentando contra su libertad de conciencia o pensamiento?Acaso no es lícito pensar en un mundo donde no hay nacionalidades, sea desde un punto de vista totalizador, como parte de la humanidad, o si se considera, un mundo que sólo es regido por Dios, desde el punto de vista cristiano (si fuera religioso).
  • ¿Y que hay si a alguna persona, le parece que una bandera no representa, necesariamente, al amor que él tiene por su patria, pero sí tiene otros modos de expresarla?. ¿Debemos obligarlo a que piense como los demás, empeñándose en la vana dictadura de la mayoría?. Acaso no hay muchas personas que a pesar de enbanderar sus hogares, a la vez están desarrollando acciones en contra del desarrollo de su comunidad o país, sea en la corrupción, falsificando facturas, pagando por culminar los estudios secundarios en los colegios, no pagando impuestos al país, asesinando a otro peruano por cuestiones políticas o deportivas, en fin cuántas otras formas, que realmente van en contra de un país, a pesar de exclamar que "aman a su patria". Por lo tanto, pueda que alguien se identifique con su tierra de una manera distinta y válida, y que no merezca que le sea impuesto esta forma inadecuada, como la única manera de "concientizar" e "identificar" a una persona con su nación. 
  • Asimismo, si de manera simple y respetuosa, una persona no desea utilizarla en su hogar, porque no lo considera necesario. ¿Debemos obligarlo con una multa sea grande o pequeña?, ¿debemos obligarlo a identificarse, si él posiblemente no lo desea hacer?.


ACLARACIÓN IMPORTANTE:

Todo esto no quiere decir que estamos fomentando el desorden en un país; sino más bien fomentamos las acciones por conciencia, libre y voluntaria, donde se permitan las diferentes formas de expresar el cariño por su patria, y no sólo las demostraciones por el simple hecho de quedar bien, a la vista de los demás.

Si todos respetáramos las ideas argumentadas del otro, tanto para los que colocan su bandera de manera conciente y voluntaria, como para los que no lo hacen, ya habríamos hecho mucho por nuestra patria. Con esta amplitud, ya sería un país más grande, respetuoso en la diversidad y a su vez un país más humano. 

Por consiguiente, vuelvo a la frase inicial: Que pena que en nuestro país, así como en cualquier otro, se fuerce a hacer algo que no nace voluntariamente, y aún más, se presente en nombre de la CONCIENTIZACIÓN NACIONAL.


Publicación complementaria:




NRMQ

2 comentarios:

  1. Hay peruanos... todavía se les tiene que obligar a poner su bandera. Que viva mi patria po, a nosotros nos nace hacerlo, no necesitamos de multas.

    ResponderEliminar
  2. No es grato ver el comentario anterior, pero lamentablemente eso ocurre y no se puede ocultar... Que verguenza.

    ResponderEliminar

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.