lunes, 6 de febrero de 2012

EL ORÁCULO DE PACHACAMAC.


Pachacámac, estructura de madera, observado en su integridad (a la derecha).
En la parte media e izquierda, se aprecia el ídolo representando a Pachacámac.
INTRODUCCIÓN:

De al misma manera como los señoríos de la costa norte fueron afectados por el colapso Wari (Horizonte Medio), a lo largo de los andes centrales se estaban desarrollando diferentes culturas independientes. Si bien estas culturas no llegaron a igualar el desarrollo cultural que alcanzaron los hombres de Sicán y Chimú, tuvieron desarrollos importantes en la región donde se desenvolvieron.

Una mención, merece el gran oráculo de la costa central: Pachacámac, el cual ya gozaba de gran prestigio desde épocas pasadas. En este momento histórico Pachacámac hace sentir su influencia por todo el territorio andino. Incluso los Incas los consideraron como el oráculo de mayor poder e importancia, de esta zona costeña. Su importancia ha trascendido hasta nuestro días en la figura del Señor de los Milagros. (Cristo de Pachacamilla).

EL ORÁCULO: (900-1532 d.C.)

Según el Inca Garcilaso dela Vega, la palabra Pachacámac, proviene de un vocablo quechua y significa "EL Hacedor y Sustentador del Mundo". Es además el nombre de uno de los más notables centros ceremoniales de la costa peruana.

UBICACIÓN


Está ubicado a orillas del río Lurín, a 31 Km. al sur de Lima. Ahí se levanta sobre un promontorio natural, un complejo ceremonial que posee varias estructuras construidas en diferentes épocas. 

El área que abarca Pachacámac va desde la Tablada de Lurín, por el este, hasta las actuales instalaciones del actual Club de Playa Pachacámac, al oeste.

Dentro del  área mencionada, destacan cuatro colinas rocosas:
  1. La colina más alta, se halla el Templo del Sol.
  2. Esta segunda colina no presenta estructuras, pero sí un cementerio con tumbas cuadrangulares.
  3. La tercera colina, baja y central, tiene doce estructuras piramidales.
  4. La cuarta colina corresponde a los basurales del sitio.
Las demás estructuras se distribuyen siguiendo los relieves de la zona.

Pachacámac presenta, asimismo, cuatro murallas y caminos epimurales (al estilo Colli, para los que vivimos en Comas).

EL TEMPLO VIEJO:

Es muy probable que la primera edificiación, llamada Templo Viejo, fuera construida alrededor del año 550 d.C. por la cultura Lima. Para su construcción s eempleo la técnica delos adobitos colocados en forma de librero (técnica que también se puede apreciar en otra edificaciones de Lima, como por ejemplo la Huaca San Marcos). Al mismo tiempo se levanataronb otras estructuras menores.

Después de la Caída de la cultura Lima, con el surgimiento de Wari, es muy probable que se haya realizado una alianza entre esta cultura y el Oráculo de Pachámac. Posiblemente los sacerdotes andinos aprovecharon la fama del oráculo para divulgar sus ideas y ganar la uena voluntad d elos pobladores, sobre los cuales ejercían su influencia.

TEMPLO PINTADO:

En la época Wari se construyó el Templo Pintado, que se ubicó delante del anterior  como superponiéndose a él. Es conocido así porque estaba totalmente pintado de murales polícromos, de los cuales sólo quedan algunos rastros. Los representaciones en la cerámica ceremonial tuvieron una gran influencia de los dioses Wari, mezcladas con las divinidades locales. Se hallaron una serie de entierros Wari frente a ese templo.

Poder notable de PACHACAMAC:

El oráculo tuvo una gran influencia durante la época Wari, y extendió su esfera de acción por toda la costa norte y sur, así como por los Andes centrales. Su influencia se prolongó hasta épocas posteriores.

A fines del dominio Wari (hacia 850 d.C.), Pachacámac continuó funcionando y su poder se incrementó de manera notable. El sitio creció hasta alcanzar su máxima dimensión. Se levantaron una serie de nuevos conjuntos conocidos como ciudadelas con rampa.

LAS CIUDADELAS CON RAMPA:

Estuvieron formadas pro tres secciones o grandes patios delanteros. Es muy probable que el volumen piramidal propiamente dicho fuera un templo que tenía un conjunto de grandes depósitos a manera de patios hundidos en la parte posterior. En la cima de los templos  se asentaron pequeños ambientes en forma de "U", a los que se accedía por medio de rampas frontales. Estas ciudadelas albergaron a los peregrinos y estuvieron organizadas a partir de dos calles principales que dividían el sitio en cuatro zonas. En la inmensa Plaza de los Peregrinos la población se concentraba.

LAS CONSTRUCCIONES INCAS:

Durante la época Inca, el Templo de Pachacámac continuó teniendo gran influencia, que probablemente fue utilizada por los incas para conquistar a sus vecinos. Los Incas construyeron en el mismo sitio de Pachacámac el Templo del Sol, que se encuentra ubicado en la parte mas alta del lugar. también edificaron la Casa de las Mamacunas.

EL TEMPLO DEL SOL: El templo del Sol se levanta sobre una colina rocosa. Fue edificado en forma de un trapecio irregular, mirando hacia el mar y totalmente pintado. El ingreso principal debió ser por el noroeste. En la terraza inferior (hacia el suroeste del templo) se excavaron una serie de entierros con cerámica asociada al estilo inca cusqueño y tejidos elaborados en la región andina.


Rampas en el Templo del Sol

La mayor parte de los entierros hallados en esta zona correspondieron a mujeres y niños que presentaban ciertas huellas de violencia, como las cabezas desplazadas de su posición original. Posiblemente fueron victimados en algún ritual inca.

LA CASA DE LAS MAMACUNAS: Es un gran patio cercado, alrededor de la cual se edificaron diversos recintos como los techos planos y altos nichos trapezoidales. Hoy está totalmente remodelado.
Palacio de las Vírgenes del Sol

A comienzos del siglo XVI PAchacámac era una ciudad rica y opulenta, un santuario dedicado al dios creador del universo y era el oráculo más importante de toda la Costa peruana.

Ahí llegaban peregrinos de los cuatro suyos que dejaban ricas ofrendas al dios Pachacámac (objetos de oro, plata, textiles, conchas exóticas, piedras preciosas, así como diversos objetos suntuarios). Según los cronistas virreinales, Pachacámac se encargaba de preguntas y respuesta importantes, trasmitidas por intermediación de los sacerdotes.




Garcilaso de la Vega, expone en su obra, la información acerca de esta divinidad,
destacada en la Costa central de Perú

"Decían que era invisible y que no se dejaba ver, y por eso no le hicieron templos ni sacrificios como sacrificios al Sol, mas de adorarle interiormente con grandísima veneración, según las demostraciones interiores que con la cabeza, brazos  y cuerpo  hacían cuando lo nombraban.

Esta doctrina habiéndose derramado por fama, la admitieron todas aquellas naciones, unas después de conquistadas y otras antes. Los que más en particular la admitieron antes que los Incas ...  hicieron el Templo de Pachacámac y dieron el mismo nombre al valle donde lo fundaron, que en aquellos tiempos fue uno de los más principales que hubo en toda aquella costa. En el templo pusieron los yungas sus ídolos, que eran figuras de peces ...

Este templo de Pachacámac fue solemnísimo en edificios y servicio y uno solo en todo el Perú, donde los yungas hacían muchos sacrificios de animales y de otras cosas, y en algunos casos era sangre humana de hombres, mujeres y niños que mataban en sus mayores fiestas, como lo hacían otras muchas provincias antes que los Incas las conquistaran".

(Extraído de los Comentarios Reales del Inca Garcilaso de  la Vega)


NRMQ

2 comentarios:

  1. buen blog amigo gracias por esto

    ResponderEliminar
  2. gracias amigo tuve un 20 en mi trabajo de HP.

    ResponderEliminar

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.