jueves, 8 de diciembre de 2011

EL ESCUDO DE LA CIUDAD DE LIMA

Carlos I y V
Durante su reinado y la de su madre Juana se establece el Escudo de Lima 

Por Real Cédula dada en la ciudad de Valladolid, España, el 7 de diciembre de 1537, por el Rey don CARLOS y su madre la Reina doña JUANA, se estableció el escudo de la coronada Ciudad de Lima, con los siguientes símbolos:


Escudo de la Ciudad de Lima.

DESCRIPCIÓN DEL ESCUDO DE LIMA:

Sobre un campo azul, signo de lealtad, ostenta tres coronas de Reyes, puestas en triángulo, y sobre ellas una estrella de oro, cuyas tres puntas inferiores tocan a cada una de esas coronas. Dos águilas, negras, con coronas de Reyes, mirándose la una a la otra, empuñando una I y una K, con una estrella encima de cada una de esas letras, que son las iniciales de los nombres de los concesores (de los Reyes) a quienes las águilas representan, demuestran, al sostener éstas el Escudo, que Lima estará siempre amparada y defendida por sus Reyes. Tan espléndida alegoría lleva por orla HOC SIGNUM VERE REGUM EST  (que significa ESTE ES EL VERDADERO SIGNO DELOS REYES).

Escudo estilizado en la actualidad.
Utilizado por las municipalidades de Lima.

NOTAS ADICIONALES:

Valladolid, lugar donde se brinda la Real Cédula
estableciendo el Escudo de Lima. 
  • I y K, representan las iniciales delos nombres de los Reyes IOANA y KAROLUS.
  • El águila es un símbolo imperial, utilizado para representar el nivel logrado; y eran muy utilizadas las águilas bicéfalas como pareciera ser el representado en el escudo. 
  • Recordemos que la ciudad fue fundada dos años antes, el día 18 de enero de 1535. 


NRMQ

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. buenos datos, quisiera averiguar sobre un escudo nobiliario concedido a la VILLA CARRION DE VELASCO O VILLA HUAURA pero no encuentro información

    ResponderEliminar
  3. Este escudo es el mismo que utiliza la Municipalidad de Lima, ello es permitido ?

    ResponderEliminar

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.