sábado, 14 de mayo de 2011

EL MERCURIO PERUANO

Portada del primer número del "Mercurio Peruano".
(2 de enero de 1791)


Hacia la penúltima década del siglo XVIII, un grupo de intelectuales criollos, animado por las investigaciones científicas y el pensamiento demoliberal, empezó a reunirse bajo la denominación de “Academia Filarmónica”.De esta institución nació la “Sociedad Amantes del País” dicha sociedad surge como idea de poder transformar el país de acuerdo a las alternativas mundiales que se daban en aquella época. Los integrantes de esta sociedad se adhirieron a la moralidad burguesa, ya que esta consagró la laboriosidad, la ingenuidad, la ilustración y el esfuerzo; sin embargo no se despojaron de algunos rasgos de la ética cristiana, como la práctica humanitaria, dicho sea porque era considerada un medio que servía no sólo para conseguir el equilibrio social sino también para lograr la salvación eterna.


Hipólito Unanue Pavón
(1755-1833)
 La “Sociedad Amantes del País” publicó el “mercurio peruano” entre 1791 y 1794, como su órgano de difusión. El mercurio peruano de Historia, Literatura y Noticias Públicas (siendo este su título completo) fue un notable periódico científico y literario; en él no se difunde simplemente las modernas teorías y los ideales del cultivo de la ciencia y de la razón, sino también revela el nacimiento de una conciencia ideológica nacional, por ello es considerado el primer periódico netamente peruano. Los ilustres criollos que escribieron artículos para el “mercurio peruano”, intentando “Conocer y hacer conocer el país”, fueron: José Rossi y Rubí, José Baquíjano y Carrillo, con el seudónimo de Cefalio, e Hipólito Unanue, con el seudónimo de Ariosto; podemos sintetizar que sus objetivos fueron, por un lado, “El amor a la patria” y, por otra, la realización de reformas en el aparato político del estado.

El “mercurio peruano” es considerado como el más importante de la ilustración peruana, se publicó dos veces a la semana teniendo un tiraje entre 400 y 575 ejemplares. Los temas abarcados más importantes se desarrollaron en torno a la geografía, la historia, las ciencias (medicina e historia natural) y la economía (comercio, minería y economía política), el “mercurio peruano” no rechazó la religión católica y por el contrario defendió un catolicismo ilustrado que frente a la revolución francesa se volvió muchas veces más católico que ilustrado. De los estudios publicados en este periódico destacan informes sobre indios, negros y la esclavitud, sobre el rol de la mujer, sobre la importancia de la educación y sobre los pobres en el Perú; pero se le daba poca importancia a la agricultura, la artesanía y a la manufactura.

La importancia del “mercurio peruano” radica en el hecho de que por primera vez desde la llegada de los españoles a esta parte del continente, se estableció el concepto de Perú como nación o país y de peruanidad como sentimiento y junto a ello se reflejó el interés de algunos médicos de la época; también es importante por ser el mayor difusor de conciencia nacional.

Este periódico tuvo una gran influencia latinoamericana porque fue promotor y modelo de prensa para Quito (Ecuador), Santa Fe de Bogotá (Colombia) y la Habana (Cuba).
Después de pocos años de difusión, el “mercurio peruano” entró en crisis ya que no se podía mantener el alto nivel de los artículos y la financiación de la publicación se hacía cada vez más difícil; cuando el virrey Gil de Taboada retiró su apoyo económico, el “mercurio peruano” dejó de existir.

Incluso viviendo en la sociedad de la información, es importante conocer los aportes del Mercurio en el desenvolvimiento futuro de nuestra República.



NRMQ

3 comentarios:

  1. MUY BUEN INFORME
    FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  2. Interesante el artículo. Pero el concepto de Perú como nación es más antiguo qué el mencionado en el artículo. En el prólogo de la segunda parte de los Comentarios Reales, conocido como Historia General del Perú, el Inca Garcilazo escribe: A los indios, mestizos, y criollos de los reinos y provincias del grande y riquízimo imperio del Perú, el Inca Garcilazo de la Vega, su hermano, compatriota y paisano, salud y felicidad. Adicionalmente, Francisco de Carvajal, el maese de campo de Gonzalo Pizarro, le sugirió a GP en su famosa carta, romper con la corona española y aliarse con los Incas para formar una nación. Carvajal llamaba a sus soldados: los soldados del Perú. Atentamente..... Tito Cotos..... titocotos@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen día, Tito:
      Agradecer por su comentario, que enriquece nuestra página y su discusión, acerca de este álgido tema, que aún creemos, está en construcción.
      La percepción que Ud. tiene la comprendo, y trato de intuir que se trata de una visión desde el punto de vista terminológico. Desde este punto de vista, se puede extender la palabra "Perú", hasta al imperio del Tahuantinsuyo, que como sabemos, no se llamó así, pues esto lo hicieron los españoles. Sin embargo, concebimos que nación, no sólo se circunscribe a la palabra "Perú", y su utilización por primera vez; o en su defecto, el convenido uso, bajo otros propósitos.
      Al respecto del primer comentario o propuesta, se puede entender que sólo se está llegando a formalizar, la utilización del término "Perú"; pero, sólo el uso del término, ya que no nos indica el surgimiento de un ideal consagrado de NACIÓN. En realidad ¿existía ya, la unidad de un pueblo bajo un mismo pensamiento o ideal, que tiene sus diferencias, pero que trata -en conjunto- de solucionarlos?; o ¿es que habían diferencias, que eran tratados desde dos puntos muy divergentes, como la posición indígena y la posición española?. Recordemos la sublevación de Manco Inca y la resistencia de Vilcabamba, en las primeras décadas de la conquista y el virreinato; y a todos las posteriores sublevaciones de los descendientes incas, a los españoles (como el Taky Onkoy, por ejemplo). Por lo tanto, creemos que si un país tiene o aspira a la unidad, podría entenderse -a la vez-, que se está construyendo un nuevo concepto de NACIÓN. Lo cual creemos no sucedió así, en los dos primeros siglos de la colonia.
      Acerca de la segunda propuesta, recuerde que Francisco de Carvajal, era un octogenario no-deseado, tanto por los indígenas, como por los propios españoles; fue por ello, la denominación que se le dio, de "Demonio de los Andes". Ahora bien, sus intereses de aliarse, posiblemente, no se dirigían a la constitución de una nación, en conjunto -valga la redundancia-; sino, que más bien, era para obtener mayor poder y no depender de la Corona española, pero sólo ello. No fue, para la intencionada formación de unidad, en la divergencia. Agregamos a ello, la acción de sectarismo -sólo bajo intereses personales-, que tuvieron por ejemplo: Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Gonzalo Pizarro y sus abusos en el Cusco (recuerde su funesta acción contra la colla Cura Ocllo, que publicaremos pronto) y del propio Francisco de Carvajal, entre otros muchos más, de los inicios de la colonia.
      Por último, recordemos que el Imperio de los Incas, se llamó Tahuantinsuyo; no Imperio del Perú, como lo denominaron los españoles. Aunque, actualmente, como parte de la construcción de una IDEA DE NACIÓN, lo tomamos como uno de los grandes pueblos, que habitó en nuestros orígenes, desarrollándose en estas tierra; no, podemos denominarlo Imperio del Perú, salvo para hacer mención a los cronistas españoles. Si hacemos eso, podríamos indicar que sólo hubieron "culturas Perú", reemplazando a las culturas Chavín, Chimú, Nazca, Pucará, Lima, Chanca, Colli, etc.; que no podemos realizar, pues cada cual tiene su propia denominación. Y aunque, forma parte de nuestra historia, fue en su momento lo que fue: No podemos agregarle algo que no le pertenece.

      Reitero mi agradecimiento por su propuesta, que invita a la reflexión y a la construcción, aún hoy, de esa idea llamada NACIÓN. ¿Lo tenemos ya o aún nos falta formarla?. Es una pregunta que permanece, en la discusión académica, de simposios, conferencias y congresos de historia del Perú. Trabajemos en ello, y creo que con su buen aporte estamos fortaleciendo este ideal, por nuestro amado Perú.
      Atte.
      El autor del blog.
      Cuídese mucho, mi estimado.

      Eliminar

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.